Saltar al contenido

LA IMPORTANCIA DE LAS PLANTAS EN EL ACUARIO


¿SON NECESARIAS LAS PLANTAS?

Las plantas cumplen un papel vital en el acuario, mejorando la calidad del agua y su ecosistema. Está probado que los acuarios que tienen una gran densidad de plantas tienen un ecosistema más equilibrado y los peces enferman menos.

Un acuario con la suficiente cantidad de plantas, será prácticamente autosuficiente, es decir, que la materia orgánica generada por los detritus de los peces, restos de comida, y materia vegetal, una vez descompuesto todo esto gracias a la colonia de bacterias, será reabsorvido por las plantas. Además, las plantas oxigenan el agua, absorven dióxido de carbono y reducen el crecimiento de las algas absorviendo los nutrientes que éstas necesitan para su desarrollo.

En acuarios bien establecidos, con una buena colonia bacteriana y un apropiado equilibrio entre peces y plantas, es decir, materia orgánica residual generada VS capacidad de limpieza del acuario, los cambios de agua pueden distanciarse y pasar de 1/semana a 1/mes o incluso más y que no tengan que ser de cambios de un volumen enorme, si no de 1/3 como mucho.

A parte de todos los beneficios mencionados, también aportarán un plus a la estética del acuario, haciéndolo parecer un trocito de naturaleza en vuestra casa, y lo más importante, a vuestros peces les encantará.

LAS PLANTAS MÁS USADAS EN ACUARIOS

PLANTAS DE ACUARIO PARA PRINCIPIANTES

En este apartado vamos a mencionar las especies de plantas perfectas para principiantes, y acuarios con un equipamiento básico. Son plantas que no necesitan demasiadas atenciones, resistentes, capaces de crecer y prosperar en acuarios sin sustrato nutritivo, Co2, ni iluminación específica. Aunque, ya que las pensamos mantener en una situación tan desfavorable, sí que agradecerían un aporte de abono líquido o en cápsulas de vez en cuando.

Con todo esto, podríais pensar que vais a tener que conformaros con las plantas más feas del mundo, al contrario, algunas de ellas son realmente bonitas, usadas en los aquascapings profesionales donde crean verdaderas obras de arte con estas plantas.

Anubias

Las anubias son plantas muy duras, capaces de crecer en condiciones de poca iluminación y sin sustrato nutritivo. Pueden adaptarse a diferentes condiciones de temperatura y parámetros del agua.

Crecen adheridas a las raices y piedras que tengais en el acuario, no hay que enterrar el rizoma en el sustrato ya que se pudriría. Al principio las tendreis que atar al objeto sobre el que querais que crezcan para que no salgan flotando, por ejemplo una pequeña piedra, y ellas pronto echarán nuevas raices con las que se “pegarán” a la decoración que encuentren.

Existen variedades de Anubias de diferentes tamaños, desde los 6cm de altura hasta los 20cm. Las variedades pequeñas las podeis usar en la zona delantera del acuario para crear pequeños macizos verdes.

Velocidad de crecimiento: lenta.

Helecho de Java o Microsorum pteropus

Planta muy resistente, crece creando densas matas tupidas de color verde intenso, que darán un aspecto de frondosidad muy bonito. Al igual que la Anubia, consta de un rizoma que no hay que enterrar en el sustrato para evitar que se pudra, si no atarlo o pegarlo a las raices o piedras de la decoración donde crecerá adherido.

El Elecho de Java crece en un rango de temperaturas entre 18 – 28ºC, es una buena opción para acuarios o estanques de agua fría con peces hervíboros o que les guste picotear las plantas, ya que no se sienten atraidos por esta planta.

Existen muchas especies de Microsorum, pero en la acuariofilia se comercializan unas 6 variedades, con diferencias en la forma de las hojas, su ancho, longitud y divisiones. Su tamaño puede llegar a los 25cm, por lo que son plantas perfectas para la zona central del acuario.

Velocidad de crecimiento: lenta

Espada Amazónica o Echinodorus amazonicus

El género Echinodorus comprende una amplia variedad de especies, entre las que nos podemos encontrar ejemplares de pequeño tamaño utilizadas para planos delanteros del acuario, hasta grandes plantas de hasta 60cm con hojas que emerjen de la superficie. También encontraremos Echinodorus de diferentes colores, con tonalidades verde intenso, marrones, rojizas, o punteadas, dándole al acuario un toque de color. Dependiendo de la especie, cambia el nivel de dificultad para su mantenimiento.

La Espada Amazónica puede alcanzar los 45 cm de alto y unos 30cm de ancho en buenas condiciones. No requiere de sustrato nutritivo, pero agradecerá abonarla regularmente. Esta planta deberá ir enterrada en el sustrato hasta casi cubrir la zona donde le nacen las raices. El único mantenimiento será cortarle las hojas muertas o estropeadas.

Velocidad de crecimiento: media, aunque al principio tarda un tiempo en establecerse hasta que desarrolla bien las raices.

Cola de zorro o Ceratophyllum demersum

Planta muy resistente y adaptable, capaz de crecer tanto si la plantamos en el sustrato como si la dejamos flotando en la superficie, creando zonas de sombra y sirviendo de cobijo para alevines. La reproducción se realiza fácilmente plantando los esquejes que cortemos en las podas.

No es una planta de altos requerimientos lumínicos, pero no se desarrollará bien en acuarios muy umbríos. Notaremos si le falta luz en que la parte inferior de la planta irá tornándose de color marrón e irá perdiendo las hojas, la distancia entre nudos será más larga y el tallo será fino y débil.

Velocidad de crecimiento: muy rápido, por lo que es de gran ayuda para luchar contra las algas y purificar el agua del acuario.

Ambulia o Limnophila Sessiliflora

Una de las plantas más agradecidas de la acuariofilia, capaz de crecer en casi cualquier condición, sólo necesitará abonos períodicos si vemos que los nuevos brotes crecen amarillentos o raquíticos.

Perfecta para zonas traseras, ya que con su rápido crecimiento formará un muro verde en cuestión de días. Habrá que tener precaución de no colocarla en la zona de la salida del filtro, ya que la corriente fuerte del agua la empujará llegando a sacarla del sustrato si son tallos recién plantados con pocas raices. Plantando los tallos de forma agrupada podemos crear bonitos macizos que servirán de refugio a peces y alevines.

Velocidad de crecimiento: muy rápida, de gran ayuda para combatir las algas y sanear el agua del acuario.

Vallisneria

Planta con forma de largas cintas, que una vez alcanzan la superficie, no sobresalen, ya que no tienen fuerza para sostenerse, si no que quedan a merced del movimiento del agua, lo que le da un aspecto muy curioso.

Se reproducen muy fácilmente por estolones que va sacando desde la base de la planta y estos darán lugar a nuevos estolones. La única precaución que hay que tener con esta planta, es a la hora de plantarla en el sustrato de no enterrarla demasiado o se pudrirá. Lo recomendable es enterrarla solo hasta la zona del nacimiento de las hojas.

Existen varias especies de Vallisnerias que se diferencian en el ancho de las hojas y la longitud que pueden alcanzar.

Velocidad de crecimiento: rápida, nos ayudará a mantener las algas a raya.

PLANTAS DE CRECIMIENTO RÁPIDO

Las plantas de rápido crecimiento son nuestras grandes aliadas. A menos que tengamos mucha experiencia en el control de los parámetros del agua estas plantas nos ayudarán a mantener un ecosistema sano.

Estas plantas, debido a su rápido desarrollo necesitan absorver grandes cantidades de nutrientes, entre ellos algunos que resultan muy tóxicos para nuestros peces y gambas si alcanzan mínimas concentraciones. Estos nutrientes, además de ser perjudiciales para la salud de los habitantes del acuario, pueden provocar el indeseado crecimiento de las algas.

Un consejo, si abonais el acuario de alguna forma, teneis que reducir el abonado cuando realiceis alguna poda importante de vuestras plantas, ya que estas tardarán un tiempo en volver a absorver los nutrientes a la misma velocidad que antes de la poda, y el exceso de abono también puede provocar el crecimiento de las algas o ser perjudicial para los peces.

Plantas de crecimiento rápido y fácil mantenimiento:

CLASIFICACIÓN DE LAS PLANTAS POR TAMAÑO

PLANTAS TAPIZANTES

Sin duda los acuarios quedan muy llamativos cuando tienen una densa pradera verde en el fondo en lugar de ver directamente el sustrato. Aunque por desgracia las plantas tapizantes son complejas de mantener, por lo que no son recomendadas para principiantes. Necesitan mucha iluminación, sustrato nutritivo, abonos periódicos y aporte de CO2 si queremos tener una buena alfombra tupida y sana.

¿Cómo poner plantas tapizantes?

El plantado suele realizarse al inicio del montaje del acuario, ya que una forma de agilizar el proceso y tener cubierta toda la superficie lo antes posible es hacerlo sin agua, en lo que se conoce como “inicio en seco” (con el sustrato muy húmedo y el acuario tapado con un film transparente para conservar un ambiente húmedo). De esta forma crecerán mucho más rápido, y en unos 2 meses puedes tener prácticamente toda la superficie cubierta y proceder al llenado del acuario, inicio del ciclado, y poner el resto de plantas que no hayas podido poner hasta que no hubiese agua, como por ejemplo, las plantas de tallo o plantas únicamente aptas para crecer bajo el agua como las Vallisnerias.

Por supuesto también puede hacerse con el acuario lleno, pero les llevará más tiempo cubrir todo el sustrato y los peces pueden arrancarlas del suelo con mucha facilidad antes de que desarrollen bien las raices y se sujeten al suelo.

PLANTAS PARA LA ZONA DELANTERA

Plantas pequeñas que no suelen superar los 10cm de altura, o que se pueden mantener a esa altura mediante podas, favoreciendo el crecimiento de brotes laterales y formando pequeños arbustos.

Entre estas plantas podemos incluir algunas de las especies tapizantes que se pueden plantar en forma de pequeños grupitos de tallos, aislados o entre otras plantas de similar altura para añadir pequeños detalles en la decoración.

PLANTAS PARA LA ZONA MEDIA

Aquí nos vamos a mover en un rango de altura más amplio, de 10cm hasta 30cm, según la altura del acuario algunas podrían usarse directamente como plantas de fondo. O al contrario, si nuestro es más alto de lo normal, por encima de los 45cm, incluso podríamos usar alguna planta de fondo en las zonas medias manteniéndolas con podas periódicas.

Si hemos hecho terrazas elevadas con el sustrato y la decoración, quedándonos a poca distancia de la superficie del agua, nos va a interesar poner una planta de porte medio o incluso pequeñas.

Si no nos queremos complicar manteniendo las plantas de la zona media a base de tijeras, podemos optar por las estupendas Cryptocorynes o Microsorum, entre las que hay muchas variedades para elegir.

PLANTAS PARA LA ZONA TRASERA

La forma más estética de cubrir la parte trasera de tu acuario es elegir varias especies con hojas de diferente tipo y plantarlas en grupos, jugando con los difrentes colores de las plantas y sus formas, para no quede monótono y evitar el efecto “cortina”, aunque como excepción, usando sólo Vallisneria se crean unos efectos muy bonitos.

Hay que tener en cuenta a la hora de posicionar plantas que crecen mucho, que van a dar sombra a lo que tengan debajo, por lo que si tenemos plantas pequeñas que requieran mucha luz, se acabarán marchitando. En esas zonas sería mejor poner plantas que necesiten poca luz para no tener problemas.

PLANTAS FLOTANTES Y MUSGOS

Como característica común, esque ambos tipos de plantas ofrecen un entramado de hojas y raices que a las crías y pequeños peces les encantará para buscar cobijo.

Plantas flotantes:

Las 2 principales características que tienen las plantas flotantes son; su rápida velocidad de multiplicación y que no requieren un aporte de CO2, ya que toman el que necesitan del aire, y no del agua. Gracias a estas características, son estupendas consumidoras de nutrientes del agua y no le roban el CO2 disponible en el agua a las demás plantas. Eso sí, hay que tenerlas vigiladas porque si cubren la superficie del acuario impedirán que el resto de plantas reciba suficiente luz.

Musgos:

Los musgos son muy utilizados en aquascaping profesionales para añadir detalles al acuario, recubrir troncos y forrar algunas piedras. Dan un aspecto de paisaje natural precioso. Crecen lentamente, pero poco a poco irán recubriendo toda la superficie que tengan cerca.

Para mantenerlos bonitos hay que podarlos de vez en cuando, si no, crecerán muy abultadamente y la parte de debajo se pondrá marrón.

CÓMO PREPARAR LAS PLANTAS ANTES DE INTRODUCIRLAS EN EL ACUARIO

Vamos a explicar por separado dependiendo de si la planta que hemos comprado viene en maceta o si es de cultivo in vitro.

Plantas en maceta:

Este tipo de envasado es el clásico desde hace muchísimos años. La planta viene dentro de una maceta de plástico tipo malla, rellena de lana de roca donde está enrraizada la planta.

  • Preparar un barreño con agua en el que manipularemos las plantas para que no se nos sequen.
  • Lo primero será extraer la planta de la maceta de plástico, si hace falta cortar el plástico con unas tijeras porque a veces viene a presión.
  • Retirar cuidadosamente toda la lana de roca teniendo cuidado de estropear lo menos posible las raices de la planta.
  • Enjuagar las raices en agua y frotarlas con los dedos suavemente para retirar todos los restos de la fibra.
  • Una vez tenemos todas las plantas limpias enjuagarlas en el barreño y cambiar el agua un par de veces para asegurarnos de eliminar los restos de la lana de roca.
  • Volvemos a añadir agua, y esta vez vamos a echar un chorrito de vinagre de manzana o de vino, remover un poco y dejar a remojo unos 20 minutos, esto lo haremos para retirar los caracoles que puedan traer, que se desprenderán y se quedarán en el fondo del barreño. Mientras tanto, podemos hacer una revisión ocular de las plantas en busca de huevos de caracol, que éstos no se desprenden con tanta facilidad. Las puestas de huevos suelen estar en el envés de las hojas, son como un pegote de gelatina transparente y pegajosa. Los caracoles no son perjudiciales, se alimentan de las plantas del acuario, el problema es, que fácilmente se te puede hacer una plaga ya que se reproducen rapidísimo.
  • Enjuagar de nuevo para eliminar el vinagre y restos de caracoles, y ya tenemos las plantitas listas para ponerlas en nuestros acuarios.
  • Según las vais plantando, eliminar las hojas muertas que tengan las plantas y cortar las partes del tallo que veais podrido o tronchado.

Plantas de cultivo in vitro:

Esta forma de cultivo de las plantas es más moderna, nos garantiza que la planta viene libre de enfermedades, microorganismos y caracoles, y además nos ahorramos un montón de pasos ya que viene casi lista para plantar directamente. La desventaja de las plantas in-vitro es que son algo más caras y no están disponibles en todos los sitios.

La preparación es muy sencilla, sólo hay que escurrir o enjuagar en agua del acuario, (que habremos preparado en un barreño) el jugo/gel en el que viene plantada.